Thamara López | Escritora

Thamara Lopez - Logo

Yo soy así

La frase más atrevida e irresponsable que le podemos decir a un ser amado es “Yo soy así”. No somos seres estáticos e incapaces de evolucionar, y mucho menos cuando se trata de una persona importante para nosotros.

El camino más seguro y expedito para hacer sentir mal a alguien, es que luego de que nos hagan alguna observación o pedido por un comportamiento nuestro, nuestra deplorable respuesta sea “Yo soy así”.

Las personas que nos rodean no tienen un escáner de cerebro ni de corazón, por tanto nuestros sentimientos hacia ellos son solo visibles a través de nuestras acciones y nuestras palabras. Lo que sentimos por ellos, y lo que pensamos de ellos es invisible para las personas que amamos, ellos solo podrán ver la forma en como los tratamos y como les hablamos.

La sentencia de “Yo soy así”, detrás de un acto desconsiderado es algo muy inmaduro de nuestra parte. Con las personas iguales a nosotros disfrutamos, y con las personas diferentes crecemos. Así que no esquivemos esos espacios de crecimiento, y mucho menos cuando se trata de alguien que nos ama. Ceder y cambiar por alguien , es un te amo inaudible, y todo aquello que cambiamos por amor, generalmente nos hace crecer.

Las relaciones no traen problemas, las relaciones revelan problemas, y cuanto antes aprobemos este examen, tendremos una vida más bonita. En caso contrario, puedes estar seguro de que la vida te recordará de diversas formas esa asignatura pendiente.

No te sientas jamás con el derecho de atropellar a alguien que te ama porque “tú eres así”, y aunque quizás hayas escuchado la frase «loro viejo no aprende a hablar«, te aseguro que sí se puede cambiar, y a cualquier edad, solo se necesita la voluntad, la determinación y la motivación para hacerlo.

Comencemos a ejercitar la responsabilidad afectiva de manera efectiva, haz de esa petición de cambio o de consideración, un espacio de crecimiento y una rotunda manera de decir “te amo”.

5 comentarios

  1. Hola Thamara, y enhorabuena por tu blog y tu libro.
    «Yo soy así», es buscar la salida fácil. Es no asumir que nos hemos equivocado. Es una de las expresiones favoritas de las personas violentas y agresivas. A las que Nietszche les erigió un altar haciéndolas creer que por esa senda se llegaba al superhombre.

    Yo también he publicado dos libros, el poemario «NO PARTIRÁS SIN MÍ», editorial Multiverso de Madrid; y el ensayo: «LA FÍSICA CUÁNTICA NOS ABRE LAS PUERTAS DEL UNIVERSO ESPIRITUAL», disponible en Amazon.
    Hace poco escribí un breve artículo sobre los escritores y escritoras fantasmas «ghostwriter» en mi blog: vectoryverso49.com, espero que te guste, te invito a leerlo. Además, disfruta de alguna que otra de mis poesías.
    Como tú, también soy abuelo. De una niña de tres años y de un bebé de un año y medio.
    Un saludo y éxitos.

    1. Hola Roberto, un gustazo saludarte, gracias por tu comentario. Es la frase predilecta de las personas sin responsabilidad afectiva, y que en su fuero interno creen que el mundo debe soportar sus agresiones, sean verbales o físicas. te confieso que en el pasado coqueteé con esta frase en cuanto a mi manera de decir las cosas, y es por eso que el subtítulo de mi libro y el último capítulo, se lo dediqué a enterrar a esa Thamara que se la pasaba diciendo «la verdad», que no es más que mía y que muchas veces no nadie me la solicitó. Pedí perdón en ese último capítulo de mi libro, «Ama de lo que escribo, esclava de lo que digo», es también el subtítulo de mi libro como ya te mencioné. Reflexioné que mis nobles acciones se veían opacadas y hasta ocultadas por mis palabras poco amables, y un día me cansé de esa parte de mí, y me despedí feliz de ella. Más nunca he vuelto a decir, ni siquiera sentir, «Yo soy así». Un abrazo.

  2. Saludos y bendiciones. Es deber de todo ser humano, ver hacia si mismo, para poder dar a los demás lo mejor. Se hace difícil esto por lo hipócrita y egoísta que es la sociedad, y genera una actitud siempre a la defensiva, incluso con los seres queridos; comentarios como » mi familia me envidia», son prueba de esto. Solo la confianza y el amor a DIOS, puede ayudarnos.

    1. Hola Juan, sabes que te entiendo en tu sentir en cuanto a lo escaso de lo genuino en nuestro entorno, pero eso no debe anular nuestro espíritu bonito y honesto, porque ahí perderíamos todos. Sigamos siendo luz, en un mundo que a veces es oscuro, aunque soy del pensar que todos somos buenos por naturaleza, solo que en ocasiones nos dejamos arropar por las heridas.

      Trasmutar odio en amor es un acto de grandeza que nos deja muy buen sabor en la boca, yo, como madre y ahora como abuela, doy todo aquello bueno que recibí, pero muy especialmente doy lo que me faltó, lo bonito que anhelé tener y no tuve, es mi regalo de amor para mis dos hijos y para mi nieta de 5 meses que cuando me sonríe siento la plenitud y máxima expresión del amor puro, genuino y hermoso.

      Todos traemos un montón de vainas que duelen, que pesan, pero qué belleza es poder ser mejor que esas historias dolorosas.

      Te mando un abrazo cálido y genuino.

      Thamara

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hola! ¿En qué puedo ayudarte?