Thamara López | Escritora

Thamara Lopez - Logo

Parir no es obligatorio

De los grandes males de la sociedad está el hacer sentir a las mujeres que les falta algo, que no se realizan, si no son madres. Pero lo cierto es que parir no es obligatorio.

Como madre puedo afirmar que ciertamente mi vida es mejor gracias a mis dos hijos, y que siento que mi ser y mi dimensión del amor se expandió con ellos. Pero esta experiencia sublime y excelsa no es para todo el mundo, hay mujeres que no deberían parir

En algunos casos, en mujeres elevadas de conciencia, ellas lo saben y en consecuencia viven solteras o casadas, pero toman la decisión consciente de no tener hijos. Las aplaudo de pie, eso hace un ser humano funcional y responsable.

Pero hay otros lamentables casos que producen incluso padecimiento ajeno, en mi caso propio. 

Si tú no has podido trascender tus carencias, y vas a hacer de tu hijo una pera de boxeo en la cual descargar tus frustraciones, NO TENGAS HIJOS.

Si no estás dispuesto a transmutar desamparo, en amor y protección, NO TENGAS HIJOS.

Si pasaste toda la vida trabajando, viajando y derrochando, y ahora a los 40 o 50 años estás pensando en quien te cuidará y piensas que los hijos son enfermeros, NO TENGAS HIJOS. 

El rechazo, la maldad, el desprecio, todo eso lo van a conocer en la calle, en el hogar se conoce el amor, la protección, el cuidado, las palabras que bendicen, y si en el hogar no viven eso.

¿Cómo sabrían tus hijos reconocer la maldad cuando salgan a la calle?, si en casa eso fue lo que vieron, no sabrán por contraste reconocer lo que está mal y lo que no deben permitir.

Así que, si no estás dispuesta a amar, cuidar y proteger al ser humano que traerías al mundo, NO TENGAS HIJOS. 

Si te quieres casar con un hombre que quiere tener hijos contigo, y tú no estás dispuesta a todo lo anterior, ¡no te cases con ese hombre!

Porque los hijos, no son peras de boxeo para descargar frustraciones y vengarte en ellos o con ellos.

Porque los hijos no son para perpetuar tus carencias de infancia porque a ti no te dieron bla, bla, bla.

Porque los hijos no tienen como fin de vida ser enfermeros de sus padres y limpiarnos el trasero solo porque a los 40 o 50 años nos dimos cuenta que íbamos a envejecer solos.

Tus hijos vinieron al mundo porque tú lo decidiste, no ellos, así que no les cobres la vida porque nada te deben.

Porque los hijos no tienen porqué cumplir “tus” sueños, sino los de ellos, así que no seas abusador, déjalos vivir a su manera y bajo sus propios términos. Si no pudiste ser bailarina o pelotero, es muy tu problema.

Porque cuando crecen te toca jugar otro papel en sus vidas, el de acompañarlos y apoyarlos, así que olvídate de que te “obedecerán eternamente”, las posiciones cambian con los años, pero el amor y el respeto no.

Parir no es obligatorio, pero amar incondicionalmente después de hacerlo ¡SÍ!

3 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hola! ¿En qué puedo ayudarte?