Thamara López | Escritora

Thamara Lopez - Logo

Dios es lo primero, pero no lo único

Recibe los milagros de Dios

¿Has escuchado la frase “a Dios rogando y con el mazo dando”?, esta metáfora lo que nos quiere decir es: Dios es lo primero, pero no lo único, con casi toda petición, debe existir una acción de nuestra parte.

Hace casi un mes publiqué un video en la red social TikTok compartiendo como recibí mi milagro de sanación de un cáncer hace 7 años.

En este mismo blog, hace una semana compartí mi proceso de sanación, el artículo se llama Un milagro en 90 días”.

El alcance que ha tenido el video ha sido realmente abrumador, yo prácticamente no usaba TikTok, pensaba jocosamente “si mi mamá tuviera TikTok creo que tampoco me vería aquí”. 

Pero una noche hablaba con mi mejor amigo sobre mi deseo genuino de ayudar a las personas con cáncer, considerando mi milagro de sanación. Cuando se le dije no tenía ni idea como hacerlo, solo le expresé mi anhelo.

Cuando un anhelo de mi corazón, viene de Dios, Él se encarga de respaldarme con prontitud y de darme muy claras señales de que esto efectivamente viene de Dios. 

Esa noche, al terminar de hablar con mi amigo, recibo un mensaje de otro amigo (pensaba yo), en realidad la nota de voz me la enviaba su mamá. Ella y yo nos conocemos, pero le conté a su hijo que tuve cáncer y que me sané milagrosamente y le dije las cosas que hice para sanarme (además de mi FE en Dios).

María tiene cáncer, y con voz cansada y evidentemente decaída, me pide ayuda. Literalmente me pidió que sea su guía en este proceso porque ella no sabe qué hacer, ni siquiera que comer, ya que siente que la información que le dan los médicos, no le ayuda.

Luego de un rato de intercambiar con María varias notas de voz, por primera vez pienso en publicar mi testimonio de sanación en TikTok. 

Un milagro, un testimonio, un video viral

Ya era tarde, así que subí mi testimonio de sanación milagrosa, apagué el teléfono, y me acosté a dormir. Al día siguiente me despierto, prendo mi teléfono, y me sorprendió mucho ver que tenía casi 7.000 visualizaciones, al día de hoy van más de 145.000 visualizaciones, más de 9300 likes y más de 1300 comentarios de personas que se conectaron con mi testimonio de una manera muy especial.

Esto ha sido otra confirmación que esto viene de Dios, tantas personas sintiendo esperanza por mi mensaje, gente pidiéndome oración y ayuda, personas que me preguntan ¿cómo le hablo de Dios?, que me dicen “no sé orar”.

Me parece muy conmovedor que mi testimonio esté permitiendo esto entre tantas personas que no conozco, pero que quieren conocer más a Dios, y creer que pueden sanar plenamente.

Todo esto, pasando en una red que yo prácticamente no usaba, y que hoy, ya son más de 2.000 comentarios los que he recibido en todos mis videos relacionados con mi milagro. 

Estoy realmente feliz de que tantas personas se estén conectando con la Fe y con los milagros de Dios a través de mi testimonio, que por cierto, ocurren cada día, y a todo el mundo. No es un privilegio de elegidos, basta con creer en Dios y creerle a Dios.

Y si acaso te preguntas cual es la diferencia entre creer en Dios, y creerle a Dios, creer en Él es saber que existe, creerle a Él es creer en sus promesas, en su palabra, en que su voluntad es buena, agradable y perfecta como dice la biblia.

Me encanta la frase “quien no cree en milagros no es realista”, porque desmitifica el hecho de que creer en los milagros es evadir la realidad, o peor aún, que es de gente ingenua.

Con motivo de ese video he recibido muchísimos, miles de comentarios hermosos del tipo “eres un ángel, eres una elegida de Dios para ayudar a los demás”, “dime cómo orar, ¿cómo le pido a Dios que me sane”, “ora por mí”, “Dios te sanó para que ayudes a otros”, “ayúdame a sanar, ¿cómo lo hago?”

De verdad es interminable la lista de bendiciones que he recibido a raíz de ese video. Al final te dejo el enlace del video en TikTok.

Este inesperado alcance de mi video, me ha mantenido ocupada, no solo respondiendo esas bellezas de comentarios, sino pensando la manera de como puedo ayudar a las personas genuinamente, porque realmente quiero hacerlo. 

He respondido casi todos los comentarios, y muchos de ellos, los que más se repiten, los he respondido con videos, para que lo vean todas las personas que se están conectando conmigo por medio de este milagro.

Siento que no soy yo, que es Dios quien está haciendo que esto ocurra, y así lo siento por varias razones:

  • Las personas no paran de decirme que Dios me eligió para esto, que tengo una misión divina.
  • Yo la verdad estaba bien cansada de ver contenidos tan vacíos en esta red social que se hacían “virales” (esa palabra no me gusta pero es la que se usa en estas plataformas).
  • El día que subí ese video, dos horas antes le dije a mi mejor amigo que yo sentía que tenía varias misiones en la vida, y una de ellas era ayudar a las personas que tienen cáncer y contarles mi milagro de sanación.
  • Inmediatamente después de que le dije eso a mi amigo, la mamá de un amigo (quien tiene cáncer y a quien no conozco), me pasó una nota de voz desde el teléfono de su hijo pidiéndome ayuda, apoyo y preguntándome que si yo quería ser su guía en este proceso porque estaba muy abrumada, decaída y desconcertada.
  • Siento un deseo inmenso y genuino de recordarles a todas las personas que pasan por este proceso, que todos tenemos una farmacia interna, y que todos tenemos poderes para autosanarnos. 
  • Subo el video de mi milagro de sanación y se vuelve viral y me llegan miles de comentarios pidiéndome ayuda, apoyo, oración, orientación, etc.

Y hay otros etcéteras, que con toda claridad me revelan que esto viene de Dios. 

Un sueño revelador

Anoche, mientras dormía, en mi mente corría la narrativa de un mensaje, el título de éste artículo, Dios es lo primero, lo es todo, pero no lo único. Se me hizo un planteamiento muy controversial, y mientras yo dormía, ese pensamiento, o sueño tomaba sentido.

Era una especie de conversación con Dios, o de Dios, no lo tuve claro al despertar, que me dejó como reflexión lo siguiente y mediante un ejemplo.

La narrativa mental de mi sueño decía así: si tú tienes a Dios en tu corazón, oras a diario, crees en Él y le crees a Él, pero, te quedas todos los días en la cama, te alimentas mal, no te ejercitas, piensas todo el día en cosas negativas, te quejas de todo, ves solo malas noticias, te rodeas de personas negativas, me atrevo a asegurar que el proceso de sanación podría no ocurrir, o demorar muchísimo más.

Y así podría darte infinidad de ejemplos, en donde explícitamente se entienda que toda petición divina, generalmente debe ir acompañada de una acción de parte nuestra. 

Volvemos a la frase inicial “a Dios rogando y con el mazo dando”.

Quedarnos en el letargo a la espera de un milagro, podría rendir frutos en contados casos, pero al menos en mi experiencia, en mi proceso de sanación, Dios hizo su parte (la mayor de hecho) y yo hice la mía.

Identifica aquellas cosas que te hacen feliz, que te suben el ánimo, en mi caso son: escribir, bailar, cantar, decir afirmaciones en voz alta, orar, decir “suelto y confío”, “gracias”, perfumarme (así me quede sola en casa), ordenar mi apartamento, poner aceites esenciales y que mi hogar huela rico, leer, ver alguna película cómica o inspiradora. 

Recuerda, “no ríes porque estás feliz, estás feliz porque ríes”, el cerebro no distingue entre una sonrisa verdadera y una falsa, así que tan solo intenta esbozar una sonrisa, comienza por algo, sal de la cama (sé que cuesta, yo he estado allí).

Recuerda siempre, Dios es lo primero, pero no lo único, haz tu parte.

Dios te bendiga.

https://www.tiktok.com/t/ZT8MRFm6D/

: Dios es lo primero, pero no lo único

https://thamaralopez.com/un-milagro-en-90-dias/

Leer más: Dios es lo primero, pero no lo único

6 comentarios

  1. Gracias Eny, desde que entramos en contacto, todas tus palabras y comentarios son tan hermosos, y de mucha luz y bendiciones. Bendiciones para ti también.

  2. Que nutritiva está lectura si nutritiva me alimenta el alma,y de verdad jamás me lo hubiese plantadiado de esa manera pero lo explica tan bien que quedó conforme y afirmó es así muy cierto gracias por compartir.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hola! ¿En qué puedo ayudarte?